RUTA BOSQUE DE PELOÑO ( SOMIEDO ).

INFORMACION DE INTERES:

El bosque de Peloño se encuentra protegido como Reserva Natural Parcial de alto interés para favorecer la expansión de especies amenazadas y fundamentales en la fauna cantábrica como el oso pardo, el urogallo y el pico mediano. Está considerado el hayedo mejor conservado de la península Ibérica.

  • Inicio: Paraje de Les Bedules, a 3 kilómetros de San Juan de Beleño, en el valle de Ponga
  • Final: Paraje de Les Bedules, a 3 kilómetros de San Juan de Beleño, en el valle de Ponga
  • Tiempo ida y vuelta: variable, pues se pueden recorrer varias distancias en función del interés
  • Dificultad: fácil
  • Accesos: En Cangas de Onís hay que tomar la N-635 dirección Riaño y, a 11 kilómetros, desviarse a la derecha hacia el valle del Ponga. San Juan de Beleño es el último pueblo del valle. Al llegar a la población hay que desviarse a la derecha dirección Viego y a 3 kilómetros aparece el desvío que indica Les Bedules y Monte de Peloño. Aunque es pista de tierra, todavía se pueden hacer un par de kilómetros más hasta el paraje de Les Bedules donde hay fuente y sitio para aparcar

Descripción de la ruta

Paraje de Les Bedules. Llegar hasta el Monte de Peloño no tiene pérdida, pues se trata de seguir la pista principal durante unos kilómetros entre hayas, robles y acebos contemplando las cumbres grises de los Picos de Europa.

Collado de Granceno. La fuente se encuentra junto a la caseta de la izquierda antes de llegar al collado. El carril que desciende por el valle de la izquierda llega al bonito pueblo de Víboli a través de un frondoso hayedo. La pista principal salva el collado y sigue de frente para penetrar en el corazón del hayedo más famoso y alucinante de la cordillera Cantábrica.

Después de una larga bajada entre robles y hayas la pista llega a una bifurcación de caminos. Por la derecha se va a la ermita del Arcenorio y al valle de Sajambre después de una larga caminata. Y por la izquierda se llega, a unos cien metros, a las ruinas de un viejo refugio y a una gran pradera donde terminamos la primera parte de la excursión.

La vuelta es por el mismo camino. De nuevo pasamos por el collado Granceno y sus magníficas vistas. Paraje de Les Bedules y fin de la excursión.

 

 

 

 

LAS FOTOS:

 

 

 

 

 

 

 

 

 


PLANO DE LA RUTA: